El empleado había sido echado el miércoles pasado y, tras varias reuniones entre los dueños de la empresa y los referentes de ATILRA, con miles de personas reclamando en la delegación local del Ministerio de Trabajo volvió a su puesto laboral. "No vamos a permitir ni un sólo despido", destacó Heber Ríos, secretario general de los lecheros. Unas tres mil personas se movilizaron primero a la Municipalidad, donde entregaron un petitorio a la secretaria de Gobierno, Rita Sallaberry, y luego a las oficinas de Mariano Moreno y Dr. Muñiz.

Compartir

Notas Relacionadas