Mary García, presidenta de la Asociación Vecinos Unidos y Alerta (VuYA) de Olivera, contó que cada sábado distribuyen 150 viandas de merienda entre niños de la localidad. Entrevistada en Primera Mañana explicó que la difícil situación económica incrementa la demanda de asistencia y que proyectan comenzar a ofrecer un almuerzo. Necesitan donaciones: "Con un poquito nos ayudan un montón", dijo.


Compartir