El economista Alejandro Robba, en su habitual columna de los martes, se refirió a la declaración de la “emergencia textil” en Luján, provocada por la caída del consumo interno, aumento de los costos por el tarifazo y la apertura indiscriminada de las importaciones. En Primera Mañana, Robba señaló que el sector emplea a 4.500 trabajadores y en 2016 se perdieron 550 empleos. “Los empresarios están vendiendo a pérdida para recuperar capital de trabajo y pagar los sueldos, esta política económica nos está llevando al abismo”, advirtió.


Compartir