Un foco aparentemente generado por un problema eléctrico en un aire acondicionado provocó una tragedia durante la madrugada. Las víctimas fatales, de 5 y 8 años, llegaron sin vida al Hospital en tanto que Tatiana de 11 años pelea por su vida con el 65% del cuerpo quemado en el nosocomio especializado de Caballito. Laura Perezlindo, la mamá, está internada en Ciudadela, donde pelea por su vida, mientras que el papá Hernán Cáceres tiene el 30% de su cuerpo afectado. Adrián Terrizzano, periodista de dicha localidad, habló con las vecinas más cercanas de la familia.


Compartir