Karina Moya, una de las mujeres jefas de familia que se instalaron en terrenos municipales y fueron denunciadas por el gobierno, se refirió a su declaración en la Fiscalía y la angustiante situación que atraviesan. "En el 2014 la necesidad nos llevó a levantar un rancho en esos predios", contó al aire de Visión Panorámica y agregó: "El municipio nos hizo una denuncia penal por delito de usurpación. Nosotros queremos pagar el terreno".


Foto: El Civismo

Compartir

Notas Relacionadas