Jorge Quevedo, de la Unión de Trabajadores de Argensun (UDETA), informó que hoy comenzaron un paro por 48 horas reclamando la reincorporación de un trabajador despedido y el cumplimiento de la paritaria de 2016. En diálogo con Primera Mañana consideró que la empresa con su actitud perjudica la paz social y pone en riesgo más empleos. "Nos quieren flexibilizar", dijo.


Foto: El Civismo

Compartir