La Multisectorial contra el Agronegocio "La 41" denunció fumigaciones con agrotóxicos en la cercanía de la Escuela Primaria N°22 y del Jardín de Infantes N°902 en pleno horario escolar. "Hicimos la denuncia en la Comisaria Luján Primera, nos dijeron que mandaban un móvil pero nunca llegó", aseguró Natalia Kindernecht, integrante del colectivo social al aire de Visión Panorámica.


“El martes 5 de septiembre a las 15:40 hs se desarrollaba la fumigación por 'mosquito' de un campo, localizado sobre la Ruta Provincial 6, ex Ruta Nacional 7 y callejón M. T. Mastellone, donde se siembra soja transgénica”, detallaron desde la Multisectorial contra el Agronegocio. Dicho campo se encuentra lindero a la Escuela Primaria N° 22 y el Jardín de Infantes 902 del partido de Luján, así como también cercano a zona de viviendas de Luján y de General Rodríguez. “En ese horario los niños y niñas se encontraban en la escuela, muchos de ellos y ellas realizando actividades físicas en el patio”, agregaron.

“El uso, año tras año, de los más de 300 millones de litros de agrotóxicos para la producción agrícola (sin importar el cultivo) es un problema que afecta a todos los habitantes de pueblos que viven en zonas rurales o rururbanas. Las comunidades educativas de las escuelas “del campo” son un sector terriblemente vulnerado y expuesto a estos químicos y a las enfermedades asociadas a los mismos”, aseguraron.  

En las inmediaciones de la zona se encontraron los bidones utilizados en la fumigación y se pudo determinar que correspondían a 2-4D y Cletodim, productos cuya toxicidad aguda es, según la OMC, de categoría II ‘Moderadamente peligroso', mientras en Argentina son considerados como banda verde, es decir de venta libre.

En ese mismo sentido denuncian que “rara vez se cumple la ordenanza N°5953 del año 2011, que norma la utilización de estos tóxicos y establece distancias y mecanismos de uso de los mismos”. Específicamente se estaría violando los artículos 6 y 7 de dicha legislación ya que “es muy común observar fumigaciones en las en las denominadas 'zonas de resguardo’, que supone, al menos, 100 mts de centros escolares, sanitarios, casas aisladas, reservas naturales y cursos de agua, y pocas veces notifican a las autoridades de estas instituciones con 48 hs de anticipación, ignorando la prohibición de fumigar en horarios de clase y de atención médica en los centros de salud”.

Desde el colectivo social exigen a la Municipalidad de Luján que “sean vaciados, limpiados y analizados los tanques de agua de la escuela”, como así también a que el Ministerio de Educación “tome cartas en el asunto y asuma esta problemática, incorporando el ‘Protocolo de Actuación ante casos de fumigación con agrotóxicos en las adyacencias de escuelas rurales’ en el marco de los Protocolos de Prevención de Riesgos en las escuelas”.

Compartir