El periodista Adrián Terrizzano se refirió en su columna de Primera Mañana a la detención de dirigentes opositores como un intento de disciplinamiento político en un contexto de ajuste económico y represión a las organizaciones sociales y sindicales. Señaló que se trata de una política autoritaria de difícil retorno que remite a otros momentos oscuros de la historia argentina.


Compartir