Encabezados por Laura, mamá de la niña desaparecida, más de un centenar de personas se manifestaron el lunes por la tarde. Dudas sobre la llamada que habría recibido el padre de la chica.

Compartir