El economista Alejandro Robba explicó en su columna de Primera Mañana que recurrir al Fondo Monetario Internacional es "un manotazo de ahogado ante un prestamista de última instancia".


Compartir