La preocupación de estudiantes, docentes y no docentes de la Universidad Nacional de Luján nace cuando el Consejo Superior aprobó la creación de la sala de lactantes (que nuclea chicos desde los 5 meses hasta el año de vida) en la Escuela Infantil, pero implica el cierre de la sala de 3 años. El anuncio desencadenó un gran malestar entre los padres que hoy tienen sus hijos en sala de dos. "En la última sesión se presentó un pedido donde se solicita al rector que los niños continúen en una sala integrada (de 2 y 3 años)" contó Patricio Grande, secretario gremial de ADUNLu al aire de *Visión Panorámica*y agregó que "es necesario un estudio para saber si es factible en términos pedagógicos" Dentro de las principales dificultades que enfrenta el área en el último tiempo se destaca la demora en el pago de salarios. "El Ministerio de Educación no envia los fondos para cumplir con los salarios de los docentes de la Escuela Infantil" destacó Grande.


Compartir