Hace seis meses que el comedor del barrio San Pedro no abre sus puertas. El espacio que funcionaba en Los Jazmines entre Irupé y Las Camelias, llegó a recibir a 113 chicos y es uno de los cinco que figuran en la la plataforma "Gobierno Abierto" de las instituciones barriales que en teoría reciben asistencia del gobierno municipal. "Desde que empezó este año no recibí ninguna ayuda del municipio" afirmó Carolina Amato, impulsora del comedor.


Compartir