Sandra Russi, vecina del barrio San Jorge, reclamó que el Municipio inicie trabajos de cuneteo, además de fumigaciones, ante una invasión de mosquitos producto del agua estancada en zanjas y pozos. “Llamamos a la Municipalidad y nos dicen que no tienen ni para un espiral”, explicó en Primera Mañana y advirtió que “paralelamente están haciendo la campaña contra el dengue”. Russi expresó su “impotencia y angustia” y pidió “un poquito de voluntad” porque “somos un barrio abandonado, acá se vive como se puede”.


Compartir