El juez Ricardo Oliveira señaló las dificultades para la aplicación de la nueva Ley de Ejecución Penal por la superpoblación de las cárceles y la falta de equipos interdisciplinarios. En declaraciones a Primera Mañana advirtió que “si tenemos a los presos en un depósito salen más resentidos”.


Compartir