Sábado 28 de Noviembre de 2020

Hoy es Sábado 28 de Noviembre de 2020 y son las 16:53 Bienvenidos a Radio Ciudad de Luján..

  • 25.7º
  • Nublado

22 de septiembre de 2015

En el Barrio “Los Laureles” denuncian ruidos molestos y violencia de un vecino

A través de un comunicado, vecinos del barrio Los Laureles dieron a conocer el malestar que un vecino ocasiona escuchando música a alto volumen. En varias oportunidades lo denunciaron y el vecino en cuestión contestó con amenazas de muerte. “Tenemos mas de 100 reclamos en atención al vecino, 12 expedientes presentados por mesa de entrada del Municipio y 7 causas penales con alrededor de 20 denuncias hechas en la UFI N° 11” sostienen en el comunicado. “A mi hijo le tiro la moto encima” Dijo Laura Massa, una de las vecinas denunciantes al aire de “Ladran Sancho” esta mañana. Contó como se viene desarrollando la difícil situación en el barrio y criticó la falta de respuesta del municipio, en especial de la dirección de control urbano en donde no pudieron reunirse con ningún representante del área.


Comunicado de los vecinos del Barrio Los Laureles:

Somos un grupo de vecinos que sintetizamos en este escrito padecimiento, falta de respuestas y, a la vez, la decisión de dar a conocer la situación que transitamos ya que la única forma de estar protegido frente a la violencia (del tipo que sea) es hacerla pública.

Hace más de tres años que venimos denunciando una situación de violencia barrial condensada en un vecino que tiene un potente equipo de música que escucha a cualquier hora del día (y de la noche), por largas horas consecutivas y a un volumen ensordecedor. Esto no es una “sensación”, ya que ante la falta de respuesta de las áreas competentes, contratamos una ingeniera en Seguridad e Higiene que realizó más de 10 mediciones en el lapso de un mes y el volumen registrado es entre 20 y 30 decibeles por encima de lo establecido para la zona en la que residimos: el barrio los Laureles, “Lezica”.

Los intentos de dialogar con el vecino se sucedieron hace ya más de tres años, por el lapso de 10 meses, donde en más de 20 oportunidades le solicitamos que bajara la música, recibiendo como respuesta más música (y, en las ocasiones que se encontraba alcoholizado, insultos y burlas). Iniciamos los reclamos encentro de monitoreo, control urbano,  policía, juzgado de Faltas, en TODOS los lugares que nos decían que debíamos denunciar. Pero las 2 citaciones que logramos que se hicieran a este vecino (que no vive solo, sino que ocupa una casa con su mujer e hijos pequeños)generó tanto malestar que inició un proceso de hostigamiento permanente. No solo con música(iniciando disruptivamente a las 2 am, las 7 a.m, subiendo y bajando el volumen durante TODO EL DIA, etc.) sino con otras prácticas violentas, tales como: arrojo de residuos diversos (animales muertos, fluidos olorosos, pañales usados, toallas femeninas usadas) en los patios de nuestras viviendas; insultos; alentando a sus hijos a sostener conductas de esas características; piedrazos y LO MAS PREOCUPANTE, Amenazas de muerte a mujeres y niños EN MAS DE 15 OCASIONES en el último año.

Por toda la situación nos hemos reunido en innumerables oportunidades con autoridades municipales, policiales e, incluso, judiciales.

Nos costó mucho aprender los mecanismos de reclamo adecuados, formales, que quedaran registrados. Y, al momento, tenemos más de 100 reclamos en atención al vecino, 12 expedientes presentados por mesa de entrada del Municipio- uno de los cuales contiene el informe de la ingeniera en seguridad e higiene – y 7 causas penales con alrededor de 20 denuncias hechas en la UFI N° 11.

Pero la situación sigue exactamente igual. Los expedientes administrativos, los del Municipio, descansan en el despacho del funcionario de turno, el Sr. Passini

Afortunadamente, y solo después de haber contratado una abogada transitamos un proceso de mediaciónordenado por la Fiscal que se volvió inviable por el incumplimiento del vecino y la causa fue elevada a juicio; y logramos convertirnos en particulares damnificados con el amparo de un juez de garantías.  Pero la situación sigue sin resolverse. Y padecemos los avatares del circuito administrativo de la instancia judicial.

Ante los llamados al 911, se nos responde que los ruidos molestos no son una emergencia.  Los llamados al Comando patrulla solo son tomados los días sucesivos a llamados telefónicos al Responsable del Area y desde hace mas de un mes, con cambio de la cúpula policial mediante,TODOS LOS DIAS nos comunicamos de forma directa con una autoridad policial o municipal. Pero la situación continúa.  Nos prometen que se van a ocupar, pero no lo hacen. Y estamos CADA VEZ MAS desprotegidos, porque el vecino se violenta cada vez más. Y así, resignifica las formas de violencia con las que nos hostiga.

Tenemos más de 70 testigos de las diversas situaciones de violencia a las que nos vemos expuestos. No solo los adultos sino los niños a los que, en más de 10 oportunidades SOLO EN LO QUE VA DE ESTE AÑO, hemos tenido que llevar a dormir a otro lado.

Hemos realizado reclamos por el arreglo de calles, zanjeos, erradicación del basural (que este mismo vecino genera) porque en los días de lluvia al anegamiento y temor porque nos ingrese agua en nuestras viviendas, se suma la profundización de violencia y hostigamiento por parte del vecino en cuestión, porque quedamos aislados y no podemos ni entrar ni salir del barrio, nosotros ni, eventualmente, un móvil policial que como máxima gestión, ha hecho sonar la sirena en la esquina de la vivienda en cuestión.

Exigimos PROTECCION como ciudadanos que creemos en los valores del respeto, la dignidad y la convivencia, Que hemos, con mucho, pero mucho sacrificiocomprado un terreno y construido nuestra casa; que nos enfrentamos ante una persona que no solo no hace eso, sino que se jacta de ello. Y que tiene la impunidad de continuar haciendo eso y violentando a otras tantas familias por desidia de las instituciones que sostenemos con esos impuestos que pagamos.

Y eso, nos pone en situación de ser doblemente víctimas: por un lado, por parte de este Vecino, y, por otro, y lo que es más grave, somos víctima de la violencia institucional que en vez de dar respuesta nos deja desprotegidos, nos acusa de exagerados, nos sospecha, nos da la espalda.

Decimos BASTA a la desidia municipal, policial y judicial de nuestra ciudad.  Exigimos pronta resolución a la desprotección en la que las instituciones nos dejan, a merced de prácticas violentas y hostigantes.

Decimos BASTA a un Estado ausente en la resolución de los problemas de sus vecinos.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas