Mucho se habló en la reunión del lunes del Consejo Permanente de Seguridad Ciudadana sobre las firmas falsas que aparecieron en algunos documentos cuando la integrante Margarita Sotelo se encontraba en Europa imposibilitada de poner la rúbrica y sin embargo figuraba avalando movimientos del órgano. El secretario del CPSC, Mario Besolari, fue desafectado en medio de reclamos por el, al menos, desprolijo manejo y se designó como reemplazante a Luis Andrieu, representante de ARPAE. El subsecretario de Seguridad, Héctor Navarro, minimizó la falsificación de las firmas diciendo que "no eran para beneficio de alguien, sino para avanzar con algunos trámites que sino quedaban demorados". Respecto de la imposibilidad de cobrar la Tasa de Seguridad durante varios meses, sostuvo: "ninguno se acordó que cada año hay que renovar la ordenanza".


Compartir