Viernes 3 de Diciembre de 2021

Hoy es Viernes 3 de Diciembre de 2021 y son las 18:50 Bienvenidos a Radio Ciudad de Luján..

27 de enero de 2016

Convocatoria en defensa de la democracia, el pueblo y la libertad de expresión

Para este sábado 30 de enero a las 18hs en la Plazoleta Estación Basílica se convoca desde distintos sectores a encontrarse para compartir opiniones a un mes de la asunción del nuevo gobierno. El evento contará con la presencia de oradores de distintos sectores, sindicalistas, trabajadores de la cultura, la salud y la educación.

Convocatoria

Habiendo transcurrido poco más de un mes de su llegada al gobierno, Mauricio Macri ha decidido encarar una profunda reestructuración económica, política y social del país. Este hecho tiene una doble gravedad: por un lado, las medidas anunciadas vaticinan un retroceso de proporciones impensadas para la mayoría del pueblo argentino; por otro, son contrarias a todo lo que Macri prometió en su campaña. En nombre de la República se firman decretos y se intervienen instituciones, en nombre del desarrollo del país se dejan ciudadanos sin trabajo, en nombre del pluralismo se apagan y censuran voces críticas.

La devaluación de la moneda, la eliminación de las retenciones a las exportaciones y el levantamiento de los aranceles a las importaciones han originado una millonaria transferencia de ingresos de los sectores populares a los grupos concentrados de la economía. El pool agroexportador -uno de los sectores más beneficiados- ha obtenido 60.000 millones de pesos de ganancias en las primeras semanas de gobierno. La pequeña y mediana industria, reconstruida con esfuerzo y grandes inversiones durante los últimos años, enciende las alarmas ante el ingreso preferencial de productos importados. 

Los trabajadores padecemos una inflación descontrolada -de la cual, paradójicamente, no hay índices ni datos- que ha provocado una enorme pérdida en nuestros ingresos. Asistimos al despido de miles y miles de trabajadores estatales señalados como ñoquis o grasa militante[i]. Y escuchamos pasmados las advertencias del ministro Prat Gay ante las paritarias que se avecinan: “Cada sindicato sabrá dónde le aprieta el zapato y hasta qué punto puede arriesgar salarios a cambio de empleos"[ii]. Las consecuencias de este liberalismo feroz se expanden: con esta complicidad del propio Estado, no son pocas ya las empresas privadas que han comenzado a reducir su planta.

Más grave aún es que el gobierno -que durante las elecciones defendió la necesidad de más república e institucionalidad- impulse estas medidas arrasando con todos los marcos legales vigentes. Mediante decretos de necesidad y urgencia se han designado jueces de la Corte Suprema, se han cerrado el AFSCA y AFTIC -anulando, a la par, la Ley de Medios-, y rehúyen convocar al Congreso a sesiones extraordinarias para poner en discusión las medidas que lleva adelante. Son todos signos de un desprecio rotundo hacía millones de ciudadanos que sienten representados por las leyes e instituciones que se arrasan. 

Pero estas prácticas no serían posibles sin el blindaje que le prestan las grandes corporaciones mediáticas, otras de las grandes beneficiadas con la llegada al poder de Mauricio Macri, que no duda a la hora de callar aquellas voces que no se suman al discurso oficial e intentan contar lo que realmente sucede. Ni rastros de la diversidad hasta hace poco pregonada. El reciente levantamiento del programa de Víctor Hugo Morales es el último de una larga serie de sucesos iniciados con la reprogramación del Sistema de Medios Públicos.

Tampoco es posible imponer este proyecto político y económico sin un recrudecimiento de la fuerza represiva. La declaración de la Emergencia en Seguridad, la elaboración de un protocolo para regular la protesta social, la ampliación de facultades a los cuerpos de seguridad y la represión a los trabajadores que reclaman por ser despedidos son algunas de las herramientas con las que se pretende subyugar el descontento y el sufrimiento del pueblo.

Obturados muchos de los canales de expresión, participación y debate, debemos hacer una defensa activa de nuestra democracia, de nuestras necesidades como trabajadores, de nuestros derechos como ciudadanos. Por eso convocamos en la plaza, el espacio del pueblo, para visibilizar nuestros reclamos y temores, y reafirmar nuestros valores y convicciones: no hay Patria sin Pueblo. 

- Queremos un país soberano e inclusivo donde no haya ajuste económico ni inflación que destruya nuestros ingresos mientras las multinacionales incrementan sus ganancias en miles de millones.

- Queremos un estado al servicio del pueblo argentino. No queremos más despidos ni el cierre de programas sociales de la mano de gerentes que pretenden convertir nuestro país en una gran empresa

- Queremos que se respeten las leyes y los poderes que nos rigen constitucionalmente. No al gobierno por decreto

- Queremos el restablecimiento de la ley de medios para que se cumpla nuestro derecho a la información sin censuras

- Queremos que se escuche las voces de los trabajadores y los desposeídos. No necesitamos represión ni persecución para quienes reclaman.

- Queremos que se respeten los derechos por los que el pueblo argentino ha luchado durante más de 30 años de democracia. No al desguace del país.

Trae tu bandera, tu mate y difundí 

Sábado 30 de enero a las 18hs en la Plazoleta Estación Basílica
CONVOCATORIA EN DEFENSA DE LA DEMOCRACIA, EL PUEBLO Y LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

COMPARTIR: