El "Lujanero" se perfila de cara a la segunda mitad del campeonato, con cuatro amistosos programados y un partido por Copa Argentina.

Luján continúa trabajando de cara a una segunda mitad de temporada que lo tiene en lo más alto de la tabla y con la ilusión intacta de pelear por el ascenso a la Primera B.
Luego de una intensa semana de trabajo en Gualeguaychú, los dirigidos por Adrián Del Río siguen con su preparación durante la mañana en el predio del barrio San Emilio.
Este sábado 18 de enero, el equipo de la ciudad visitará a partir de las 9.30 a Belgrano de Zárate en el que será el segundo encuentro de preparación. El miércoles 22 enfrentará a Deportivo Morón en el predio de la AFA, el sábado 25 recibirá a un combinado de jugadores libres y, finalmente, el 31 se cruzará con Acassuso. Cabe resaltar que en el medio de estos últimos dos amistosos estará el trascendental duelo ante Laferrere por una nueva fase de la Copa Argentina, el miércoles 29 a las 17, en el Estadio Municipal.
En los primeros días de pretemporada se trabajó muy duro en el aspecto físico por lo que la idea del cuerpo técnico es comenzar a aflojar las cargas y amigarse con la pelota. En ese contexto, quienes no vienen trabajando a la par del grupo son Matías Roncoroni y Marcelo Paccor. El arquero tiene aún para 15 días más de yeso en su mano izquierda luego de la fractura del cuarto y quinto metacarpiano, y el lateral derecho sufrió una lesión en el aductor y tendrá para al menos una semana de recuperación. En tanto, Luciano Monasterio no pudo realizar los últimos entrenamientos con normalidad debido a una dolencia en el tobillo pero se estima que a la brevedad estará plenamente a disposición.

Compartir