Hoy es jueves 9 de abril de 2020 y son las 03:12 hs. Bienvenidos a Radio Ciudad de Luján..

3 de noviembre de 2016
Victimas del hospital siguen reclamando justicia
Una decena de damnificados del Hospital de Luján se pusieron cara a cara con el Secretario de Salud y el Director del Hospital. Ninguno de los dos pudo responder a las preguntas de las tres mujeres que piden para que alguien se haga cargo de la muerte de sus familiares. “Renuncien, váyanse, dejen trabajar a otros”, fue el reclamo más oído. Luciani ni quiso recibirlos.

 

Otra vez, a la carga va Francia Mune contando su caso trágico del año pasado. “La llave del quirófano no estaba en el hospital el día que tuve que parir y quiero saber por qué, qué pasa que se llevaron la llave. Tardaron 50 minutos en atenderme y ahora yo debería estar con mi bebé”. Es cortada por María Elena, mamá de Claudio Meneghini, fallecido en 2014: “No voy a parar, me voy a morir buscando justicia, pienso seguir y voy a ir más arriba, acá no voy a terminar”. Maria del Rosario perdió a su esposo Quintin Méndez en 2015. No tiene la voz potente de Maria Elena, pero se anima a arrinconar a los funcionarios: “Si ustedes dicen que hay todo en el hospital, que anda todo bien, las culpas son suyas”.

Las miradas de los funcionarios se dirigieron hacia el suelo del recinto. Algo sintomático quizás, el piso suele resultar el lugar donde generalmente se busca algo cuando se intuye haberlo perdido. Cada cual sabrá qué se le ha caído. "Vamos a ir contestando caso por caso", atinó a explicar Giordano.

Cerca del mediodia el Concejo Deliberante era el escenario de una asamblea variopinta que intentaban encausar algunos de los concejales que participaban. Por parte del Departamento Ejecutivo se hizo presente el Secretario de Salud Ricardo Curone y el Director del Hospital José Giordano, en tanto que del deliberativo hubo casi una decena de Concejales: Silvio Martini, Erica Pereyra, Jonatan Fattorini, Vanina Pascualín, Leonardo Boto, Marcelo Musso, Facundo Romero, Silvia Scarzo y Federico Guibaud, más algún pulular de Néstor Luciani que se retiró a los pocos minutos. Mónica Laporte fue la edil del oficialismo elegida para poner el cuerpo: la única que se acercó de lleno, del nutrido bloque de Cambiemos, permaneció en silencio y será la encargada de comunicarle al resto de sus compañeros de bancada los cachetazos de realidad que recibieron los funcionarios.

También deberá informar la actuación del Director del Hospital, quien al momento de dar explicaciones por las deficiencias en las guardias (que son pasivas y no activas) buscó un pésimo camino que lo llevó a pedir “que aprueben el presupuesto”, en un tono que intentó ser bajo para no despertar enojo. Pero no fueron pocos los concejales que le refrescaron la facultades otorgadas a su jefe político para moverse con libertad en el plano de la Salud. Y un nuevo dato se sumaba a la discusión: la decisión del Intendente de concentrar las historias clínicas del hospital en la propia municipalidad. Hospital criollo, cada paso una problemática.

Como se juntan los pacientes en la guardia, con dolor y sin paciencia. Una a una iban cayendo las preguntas de los damnificados. “¿Por qué todavía hoy el quirófano permanece cerrado? ¿Por qué se llevan las llaves del quirófano? ¿Quién es el responsable de abrir el quirófano? ¿Se hizo un sumario? ¿Cómo puede ser que los médicos implicados sigan atendiendo?”, interrogaba la familia Mune. 

Las voces se mezclaban, aparecían risas irónicas y nerviosas, pero siempre con sabor a bronca que preparaban el clima para un nuevo cuestionario. ¿Cómo puede ser que después de un año y medio no sepa de qué murió mi hijo? ¿Cómo es posible que haya carpetas fraguadas? ¿A usted le parece que mi hijo haya muerto porque no le dieron una aspirineta?, vociferaba la madre de Meneghini.

Y había más. Porque la falta de ambulancia y una decisión erronea, denuncia María del Rosario, terminó en la muerte de su marido. ¿A usted le parece que a un año de la muerte de mi marido nadie se haga cargo? ¿Desestimaron el traslado porque no había ambulancia? ¿Por qué lo mandaron a la casa así nomás?, preguntaba al borde del llanto.

Así siguió por casi dos horas. Preguntas, repreguntas y cuestionamientos severos vinieron por parte de la asamblea de vecinos y concejales que se transformó en una interpelación asamblearia nunca antes vista para con un funcionario de Oscar Luciani. Desde las sillas de plástico que oficiaban de bancadas populares caían más y más datos: salas y baños sin higiene que son limpiados por los mismos pacientes o familiares, atención médica lenta y despreocupada, maltrato de los médicos, falta de insumos. 

El final dejó con gusto a poco a las víctimas. “Nos vamos como vinimos, sin ninguna respuesta”. Antes de iniciar la retirada, Marcelo Musso (concejal FR y presidente de la Comisión de Salud del Concejo Deliberante) avisó que harán un proyecto de comunicación para presentar la próxima sesión. Nuevamente sonó a poco para los vecinos quienes ya levantados y preparados para irse, no dejaron caer sus banderas y carteles, una actitud que seguramente no será sólo figurativa.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas

LA RADIO EN VIVO

 

Estamos escuchando

Rock-Pop Internacional

de 00.00 a 05.00

 

RadiosNet