Los dirigidos por Adrián Delrío perdieron 2 a 0 con Excursionistas en Pampa y Mignone por los goles de Jeremías Ugo y Guillermo Bogado. Con este resultado el "Lujanero" abandonó lo más alto del torneo y los del Bajo Belgrano se arrimaron en el promedio.

En el Bajo Belgrano, la nublada tarde no le dejo leer claramente el partido a Luján. Nunca le encontró la vuelta ante un equipo local que, por las bajas de Orsi, Almada Flores y Torres, se vió obligado a armar una formación más combativa y le salió a la perfección. En un terreno blando por la lluvia y con el pasto increíblemente cortado a medias (porque estaban pasando el tractor un ratito antes del comienzo y se largó a llover), la visita no pudo afirmarse y se cayó de la punta. Jeremías Ugo fue una pesadilla para Monasterio y Scarnato. Él se encargó de abrir la cuenta a los 14 del complemento cuando desde hacía largos minutos Excursio merecía la ventaja. El local dominaba las acciones. Del otro lado, llegadas a destiempo, infracciones por doquier y tarjetas varias. A los 27 apareció un ex para liquidar la historia. Ya había sido expulsado Juan Pablo Montuori tres minutos antes por doble amarilla y, con Luján jugado, un error de Scarnato fue un golpe de nocaut. En un cambio de frente de izquierda a derecha, el central se agachó para despejar de cabeza (cuando la pelota le venía a la altura de la rodilla) pero pifió y Viqueira quedó solo para habilitar a la "Hormiga" Bogado que la empujó debajo del arco. Sentenciada la historia, solo quedaba rogar para no sufrir más bajas de cara al partido con Lamadrid. Paccor se cansó de pegar y zafó de la expulsión, mientras que Scarnato llegó a la quinta y, al igual que Montuori, se perderá la visita a Devoto. Un mal paso del "Lujanero". Mérito de Walter Cataldo a quien le salió todo lo planificado. Presión, líneas juntas y lejos del área propia, envíos largos para que los aguante el 9 y en definitiva una victoria que le da aire en el promedio y lo ilusiona con el campeonato.

Compartir