Viernes 27 de Enero de 2023

Hoy es Viernes 27 de Enero de 2023 y son las 20:16 - Bienvenidos a Radio Ciudad de Luján..

28 de febrero de 2014

Fumigaciones Ilegales

La semana pasada una avioneta fumigo con agroquimicos violando la normativa municipal, vecinos pudieron filmar las avionetas y realizaron la denuncia a la municipalidad.
En la edición de esta mañana del Civismo Digital se pueden ver los vídeos.

El Civismo Digital Publico la siguiente nota junto con videos que muestran como es violada la ordenanza:

Nota El Civismo Digital

Si bien Luján cuenta con una ordenanza que prohíbe en todo el distrito la fumigación aérea con agroquímicos, las sospechas en cuanto a que esa práctica todavía tiene lugar quedaron confirmadas el miércoles de la semana pasada, en un campo que se ubica en cercanías del Centro Educativo Rural Nº 1. 
Para que no quede ninguna clase de dudas, un vecino que padeció el incidente aportó a este medio dos videos de filmación casera donde se ve con claridad el accionar de la avioneta fumigadora, cuyo conductor desconoció por completo el texto de la norma aprobada en 2011.
Según el relato del vecino, el incidente ocurrió en horas de la tarde de ese día, cuando percibió que en un campo ubicado frente a su domicilio se estaban realizando fumigaciones aéreas: “No es que esté en contra de la fumigación pero esta gente se ha sobrepasado un poco debido a que lo hizo sobre los terneros chiquitos que tenemos atados, sobre el tambo y sobre mi casa. Mi señora está a punto de dar a luz y no es bueno que estén tirando este tipo de productos”. 
Otra persona que conoce la zona opinó que “seguramente están aplicando algún insecticida debido a que los cultivos con tanta lluvia tienen chinche o isoca, con lo cual es más tóxico aún”.
El avión continuó con su trabajo a pesar de que en algunas viviendas dispersas que pueblan esa geografía rural muchos de sus habitantes se encontraban afuera, con el consiguiente peligro de ser alcanzados por los líquidos tóxicos que acompañan a toda fumigación. 
Según los testimonios recogidos, además, “para completar el mal manejo de estas aplicaciones lo hicieron con viento en dirección hacia las casas”. Un vecino contó que tanto él como los miembros de su familia “estuvimos un buen rato con estornudos y mucho dolor de cabeza luego de que pasara el avión”. De acuerdo a los datos aportados, los productores arrendatarios del campo son de la localidad de Villa Espil.
La situación fue denunciada ante la Municipalidad a la espera de que se registren las sanciones correspondientes por la violación de la norma que mantiene plena vigencia. 

APLICACIÓN
La ordenanza 5.953 fue aprobada por el Concejo Deliberante el 14 de julio de 2011, luego de un arduo proceso que tuvo como principales protagonistas a diferentes organizaciones sociales y políticas locales. 
En su cuarto artículo, la norma establece la prohibición de las fumigaciones áreas en todo el distrito. A su vez, en el siguiente punto se fijó un límite de 500 metros de zonas urbanas para las aplicaciones terrestres. Por último, siempre con la intención de proteger a las personas de los efectos nocivos que puede generar la exposición a los agroquímicos, se ordena un perímetro de cien metros de establecimientos escolares, centros primarios de salud, casas aisladas, reservas naturales y zonas protegidas. La otra prohibición impide la circulación de mosquitos fumigadores por áreas urbanas. 
Aunque la ordenanza constituye un avance legal significativo en una problemática que se registra en muchas zonas del país, su aplicación plena todavía constituye una deuda pendiente. 
Además de que se repiten casos de fumigaciones terrestres, otros puntos muestran pocos o nulos avances. Por ejemplo, el Ejecutivo no mostró pasos significativos en el armado de un registro de aplicadores. Al respecto, el secretario de Salud, Alberto Luccón, defendió ese punto al indicar que “el registro está hecho, pero como el hecho de no anotarse no implica una penalidad para el aplicador, todo termina en una invitación”. El funcionario dijo que no hay más de dos o tres aplicadores locales inscriptos. 
En una entrevista reciente que la vecina Laura Olivares ofreció a este medio indicó que “tenemos un papel, pero nunca se puso en marcha”. En su carácter de participante de la lucha que permitió la obtención de la ordenanza, Olivares expuso que “las denuncias que se hicieron desde hace dos años a la fecha con respecto a fumigaciones no sabemos dónde están, tampoco conocemos que hayan existido multados por las fumigaciones”. 
La ordenanza estuvo antecedida por un hecho muy grave que se hizo público a mediados de 2011. Se trató de una fumigación aérea registrada en un campo del partido de Mercedes, en el límite con Luján. La aplicación roció completamente a un niño que tiempo después contrajo una leucemia linfoplástica, un cuadro médico que lo mantuvo al borde de la muerte. 

COMPARTIR: