Mónica de Marco, secretaria adjunta de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB) Luján, explicó que desde la Dirección General de Escuelas “cambian las reglas de juego momento a momento” y que desde los gremios se resisten a dictar clases durante el receso invernal. Entrevistada en Primera Mañana afirmó que “no les importa cuánto estamos enseñando sino disciplinar al colectivo docente”.


Compartir