El psicoanalista Esteban Gómez se refirió en su columna de Primera Mañana a cómo lo futil y lo efímero termina “copando nuestra agenda”.


Compartir