Estela Ferrando y Martín Castro, integrantes de la Comisión de Control y Seguimiento de la Obra del barrio Santa Marta, contaron en Visión Panorámica que los vecinos relocalizados "tuvieron que esperar en la calle a que terminaran de colocar los cerámicos para entrar a sus nuevos hogares".


"Estamos desconformes porque el Estado Municipal no toma recaudos para la mudanza", aseguró Ferrando y agregó que "es una falta de respeto que una familia tenga que esperar desde las ocho de la mañana hasta las cuatro de la tarde a que le pongan los pisos". 

"Esperamos tantos años los inundudos, que haber esperado una semana más no habría sido ningún problema", agregó.

 

Compartir