Graciela Cordero, del comedor “El Rinconcito” de barrio Padre Varela, se refirió en Primera Mañana a la indiferencia del gobierno municipal ante el reclamo por la falta de provisión de leche: “La soberbia les tapa los ojos y les cierra el corazón”, dijo.


Compartir