Tati, encargada del comedor comunitario del barrio San Fermín, habló en Te Hacemos La Segunda sobre las necesidades del espacio que diariamente recibe a más de 300 niños. "Nos turnamos para servir la sopa porque no nos alcanza la vajilla", explicó.


Compartir