El Ángel de la Bicicleta recibe diariamente a más de 300 chicos que retiran viandas y participan de las distintas actividades. Este jueves al llegar al lugar, los vecinos encontraron la puerta forzada y notaron la falta de dos tubos de gas. Las actividades se encuentran suspendidas hasta conseguir reponer lo sustraído, elemento fundamental para elaborar la comida.


Compartir

Notas Relacionadas

Te Hacemos la Segunda
Agenda deportiva
Te Hacemos la Segunda
Ya suena