Lleva el nombre de "Puño que reclama justicia" y está ubicada en la rotonda de Fray Manuel de Torres y Luis Gogna. Osvaldo Caldú fue quien hizo y trajo desde Mexico esta obra que recuerda al poeta y herrero desaparecido durante la última dictadura. “De mi tumba verán florecer un puño” dice el poema más presente de Dorronzoro en el imaginario lujanense y el monumento es un fiel reflejo de esos versos.

Compartir