Frente a las medidas que ponen en jaque las condiciones para el desarrollo académico se movilizaron no menos de 500 personas desde la UNLu hacia el municipio. Gremios docentes, organizaciones estudiantiles y partidos políticos reclamaron por paritarias justas, boleto estudiantil y presupuesto universitario. Varios dirigentes coincidieron en que “Desde el cierre de la universidad durante la dictadura no se ve una unión como la de hoy”.

Compartir