Hoy es domingo 13 de octubre de 2019 y son las 22:26 hs. Bienvenidos a Radio Ciudad de Luján..

24 de mayo de 2016
Homenaje a tardio a Atahualpa Yupanqui
Compartimos en Ladran Sancho algunas anecdotas que ilustran la inteligencia y e sentido del humor de Don Ata a 24 años de su fallecimiento.

lejanas tierras para decir algo”. Don Ata nació en el partido de Pergamino un 31 de Enero de 1908 y murió en Francia un 23 de Mayo  de 1992. Hoy recorreremos algunas anécdotas que pitan a Atahualpa como un hombre muy inteligente no solo para escribir y componer buenas canciones, con una gran capacidad metafórica sino también para salir con rápidos retruques humorísticos.

Cuenta el  Chango Farías Gómez que alguna vez le preguntó por el grupo vocal “Los Huanca Hua” y Yupanqui contestó “¿Cuáles son? Esos que uno canta mientras los otros le hacen burla”. Alguna vez se refirió a los Avalos como “los hermanitos que lloraban en re menor”

Consultado por las letras de amor que surgían en los sesenta y setenta dijo: “Insisten metiendo esas pavadas, metiéndolas por si Frank Sinatra las escucha, le gustan y las graba.. Hay algunos en Europa que se la rebuscan haciendo El cóndor pasa cuando no pueden hacer ni el gorrión pasa".

La pianista Hilda Herrera contó que, en un alto de una gira, llegaron al mediodía a un almacén de Jesús María y pidieron algo de comer. La mujer que los atendió lo miraba y luego, con mayor curiosidad, también el esposo. Finalmente, ambos se acercaron y preguntaron: "Usted es..." Y Yupanqui, interrumpiéndolos, les dijo: "Si soy yo, Eduardo Falú".

En una carta desde Japón a su esposa Nenette, escribe: "¡Milanesas! ¡Quiero milanesas! Aquí hace un mes que no como carne: tiene un gusto a ballena muerta a patadas".

Acá hay una, que no es del propio Atahualpa sino de un tercero: a mediados de los ´40 Yupanqui estaba prohibido. Llegó a comer a un recreo donde había un conjunto que acababa de interpretar una canción de su repertorio. Y, al reconocerlo, el dueño del lugar tomó el micrófono y dijo: "Señoras y señores, hemos escuchado una zamba de un autor anónimo que nos honra con su presencia".

El mendocino José Pons, vivió en Paris y recibía a muchos artistas argentinos que andaban por allí. Con Atahualpa Yupanqui trabo una amistad de la que queda entre otras cosas un libro con anécdotas del poeta. Comparte Pons algunos momentos interesantes:

  • Ya tenía 30 años, era conocido y participaba de las emisiones de Radio El Mundo. Su madre vino a visitarlo a Buenos Aires y después de unos días, Atahualpa la acompañó a la estación para el retorno. Antes de partir, lo tomó aparte y le preguntó: ‘Es muy linda su música y la guitarra, pero ¿cuándo se va a poner a trabajar seriamente?
  • Un empresario inglés, mucho antes de la guerra de las Malvinas, llegó a París y le preguntó cuál era su cachet para actuar en el Albert Hall de Londres. Don Ata contestó: ‘Las Malvinas nomás, las Malvinas…’”.
     
  • Una noche, después de un concierto, lo invitaron a cenar. Cuando llegó, la dueña de casa lo recibió con una pregunta:
    -¿Maestro, vino sin la guitarra?
    - Ah, ¿quería la guitarra? La voy a buscar.
    Entonces mandó la guitarra en un taxi y él se quedó en su casa.


COMPARTIR:
Notas Relacionadas

LA RADIO EN VIVO

 

Estamos escuchando

Rock Nacional

de 22.00 a 24.00

 

RadiosNet